Posted in: Salud

ELIMINAR TODO EL MOCO Y LA FLEMA

¿Qué podemos hacer cuando tenemos la nariz congestionada?

El cuadro de una congestión nasal suele comenzar con molestias en las faringes.

Posteriormente aparece la congestión en la nariz, acompañada de líquido nasal claro, que en los siguientes días puede volverse espeso y sucio. La congestión normalmente desaparece por sí sola al cabo de una semana, pero durante este tiempo deben tomarse algunas medidas para:

  • Mantener el moco diluido, con el fin de drenarlo eficazmente de la nariz y los senos paranasales. Para ello, se deben beber muchos líquidos y, si es necesario, aplicar un paño caliente y húmedo en el rostro. También puede ser útil inhalar vapor unas tres veces al día o colocar un humificador en la habitación.
  • Eliminar el moco de la nariz mediante lavados nasales. Se pueden realizar lavados nasales con un aerosol de solución salina o un suero casero de agua y sal tres o cuatro veces al día, con el fin de conducir las mucosidades hacia la parte posterior de la nariz y la garganta. La Asociación Española de Fisioterapeutas recomienda hacerlo acostado o de pie con la cabeza inclinada hacia atrás y la boca cerrada y, al mismo tiempo que se instila el suero fisiológico en una de las fosas nasales y se cierra la otra con el dedo pulgar, realizar una inspiración rápida y profunda. A continuación, se debe toser o escupir las secreciones por la boca.
  • Sonarse la nariz correctamente para controlar la obstrucción nasal. En vez de apretarse con fuerza ambos lados de la nariz, se recomienda presionar fuertemente un solo lado de la nariz con el dedo disimulado bajo el pañuelo y soplar por el otro lado, con espiraciones nasales rápidas. Esta operación debe repetirse alternando los lados, con lo que se consigue un vaciado de las fosas nasales mucho más efectivo.
  • Evitar que la congestión empeore al acostarse. Para ello, es recomendable mantenerse en posición erguida dentro de lo posible y con la cabeza levantada, para lo que podemos valernos de almohadas o cojines. También pueden resultar útiles las tiras adhesivas que se venden en las farmacias para dilatar las fosas nasales, lo que facilita la respiración.
Contenido Relacionado
Con este simple truco tus toallas se verán como nuevas

Si es necesario, se puede recurrir a algunos medicamentos sin receta como los antigripales, algunos antihistamínicos y los aerosoles nasales, aunque estos últimos no deben usarse durante más de tres días seguidos, a no ser que el médico indique lo contrario.

Back to Top