Posted in: Salud

AQUÍ TE ENSEÑAMOS A HACER LECHE CONDENSADA, FÁCIL Y SENCILLO!

Me gusta mucho la idea de hacer este tipo de recetas, que aunque algunas veces lleven más tiempo y trabajo que ir en un salto al supermercado y comprarlos, tengo la satisfacción de conocer su elaboración y sobre todo, saber que hay alternativas para cuando no sea posible adquirirlos.

Hoy nuestro producto casero es la leche condensada.De la necesidad al invento

Muchos se preguntarán ¿cómo se inventó la leche condensada?

Como muchos productos, la leche condensada nació de la necesidad; en este caso, de preservar la leche por largos períodos, en tiempos cuando no existía la refrigeración de alimentos.

El proceso de elaboración es muy sencillo y como su nombre lo indica, consiste en extraer o condensar el agua de la leche a la que se habrá agregado azúcar, la cual actúa como agente preservante.

Si se fijan en las latas de leche condensada, la etiqueta indica que tiene sólo dos ingredientes: leche y azúcar.

¿Qué hacer con leche condensada?

La leche condensada es un producto muy utilizado en repostería; con ella se hacen gran variedad de postres como flanes, quesillos y bizcochos; es un ingrediente fundamental en el key lime pie (tarta de limón verde) y bebidas tales como el ponche crema y el coquito entre otros.

Leche condensada vs leche evaporada

Muchas personas tienden a confundir la leche condensada con la evaporada, son dos productos totalmente diferentes; ésta última tiene una consistencia más líquida y al no contener azúcar, también se emplea en preparaciones saladas.

También es posible batir la leche evaporada fría y obtener una crema para hacer algunos postres como esta espuma de limón.

Cómo hacer la leche condensada

Contenido Relacionado
He Aquí Un Truco Simple Que Le Ayudará A Mantener Las Moscas Fuera De Su Casa!

Para esta receta hice tres pruebas utilizando las mismas proporciones para la leche condensada original, sin lactosa y sin azúcar; te cuento mis resultados.

Esta receta es bien fácil, sólo necesitas un poquito de paciencia y recomiendo que la hagas mientras estés en la cocina haciendo otras cosas, ya que así puedes echarle un ojo.

1.Leche condensada con leche líquida regular

Utilizando leche entera y azúcar blanca, el resultado es similar en color, consistencia y sabor a la enlatada, creo que incluso es mejor su sabor; no es necesario agregar vainilla a esta preparación ya que es una receta base para otras preparaciones que de seguro tendrán su propias esencias y sabores.

En lugar de leche líquida, puedes usar leche en polvo y agua, preparada según las indicaciones que tiene el empaque.

Esta receta no requiere mantequilla; tampoco maicena o bicarbonato para espesar, la consistencia de logra por el proceso de cocción y reducción de la leche azucarada

2. Leche condensada sin lactosa

Para esta prueba utilicé leche de almendras sin ningún aditamento y azúcar blanca. El color es más oscuro debido a la leche, tiene un sabor agradable por razón de la almendra; excelente opción para las personas con intolerancias.

3. Leche condensada con edulcorante

Probé con leche baja en grasa y splenda pero no resultó bien, quizás por la carencia de grasa en la leche y la composición del edulcorante, la leche redujo muchísimo y quedó con un sabor como metálico que deja el edulcorante (siempre me ha sabido así); terminé desechando lo poco que resultó, pero voy a intentar otra prueba y actualizo los resultados.

Contenido Relacionado
¿POR QUÉ NOS DAN SACUDIDAS CUANDO DORMIMOS?

Aunque el proceso para hacer la leche condensada en casa no es inmediato, es muy fácil y vale la pena probarlo por los resultados que obtenemos.

Back to Top